Mi Netflix: Hot Girls Wanted

Hasta el día de ayer, el uso que le daba a Netflix era para ver películas ultra repetidas, Betty, la fea y La Pequeña Lulu… 😛 Y como ya estaba aburrida de esa rutina, pues decidí dar un paso hacia los documentales y ver con que me podía encontrar y fue así como llegué a lo que hoy vengo a compartirles de mi Netflix.

maxresdefault

Hot Girls Wanted es un documental original de Netflix que expone la vida de jóvenes actrices porno que comienzan en la industria, pero en el porno amateur. Son chicas que se crearon perfiles en las redes sociales con algunos links hacia sus fotos o cortos y ven como la industria del porno hace que lleguen miles de fans en menos de una semana. 

La trama está enfocada en tres chicas que no llevan más de tres meses haciendo películas porno para internet y muestran los diversos conflictos que pueden presentar por trabajar en un ambiente como ese, donde el dinero es rápido, alto y fácil. Entrevistan al hombre que las recluta y todas las chicas no tienen más de 20 años, excepto una que es la que lleva más tiempo en la industria, pero de manera intermitente (sale y vuelve a entrar).

El negocio se hace de la siguiente manera: el reclutador coloca un aviso en una pagina de internet con titulares como “Viaje gratis a Miami” o cosas así y con eso, chicas entre los 18 y 20 años se contactan con él para poder participar de ello. Finalmente, terminan trabajando en la industria del porno amateur, que es el que se sube rápidamente a internet, sin mucha edición, ni trabajo fílmico, solamente lo simple y casero. Incluso, hacen grabaciones vía Streaming para las páginas de sexo en vivo, donde los usuarios pagan cuentas premium para verlas en HD o poder guardar el video. Y está demás decir que las cuentas premium no son muy económicas, así que la industria del porno amateur mueve bastante dinero y es por eso que cada día aparece una nueva chica de pueblo queriendo trabajar en esta industria casi improvisada.

La apariencia de las chicas es casi de adolescentes y van contando como son las rutinas de trabajo. Una de ellas menciona que trabaja solamente cinco horas haciendo una filmación y le pagaban alrededor de 800 dólares (10% se va al reclutador). Con ello, se compran ropa, maquillaje, se arreglan las uñas y el pelo y al final el dinero se les va de las manos, casi sin darse cuenta. Durante tres meses trabajan casi sin parar para luego retirarse porque comienzan a tener conflictos con ellas mismas, ya que se han escapado de su casa y salen los miedos relacionados con el que su familia se entere que están haciendo películas porno., entre otros motivos.

El documental en si te muestra el lado “sucio” por así decirlo, sin mucho detalle, pero también el lado humano de la situación de las chicas. Justo se encuentran en esa edad en la cual quieren conseguir rápido dinero y salir de la casa de los padres por diferentes motivos, encontrando en este negocio una forma rápida de lograr objetivos que se autoimponen. Hay un momento muy fuerte en donde una de las chicas va de visita a la casa de sus papás y le está contando a la mamá a lo que realmente se dedica… Por lo menos yo, quedé con el corazón apretado (Perdón por el spoiler, pero vale la pena mencionarlo para que lo vean.)

Trabajo es trabajo, estamos claros y en todos los sentidos, el sexo vende y cada día genera millones y millones de dólares. Con la invasión del internet, el público ha comenzado a consumir un porno diferente: algo que no sea “tan actuado” y esté más cercano a la realidad. Que la imagen que muestran de la vecina de al lado se lo más cercano a la vecina, ver una pareja teniendo sexo en vivo (aunque sean actrices) y hasta ver dolor en las caras de las actrices.

Hay páginas de pornografía en internet donde sale la chica hablándole a una cámara y después le dicen que le haga sexo oral al actor hasta que se ahoga y vomita… ¿Qué onda la gente? ¿De verdad hay personas que llegan a excitarse con eso?… Me entraba la duda mientras la chica comentaba la experiencia. Y el pago por esas filmaciones es mucho mayor a la película porno en si.

Al principio, las chicas dicen que terminarán siendo famosas y grandes actrices de películas porno cuando las descubran, pero al final quedan en el hoyo del porno amateur, atrapadas porque internet es mucho más poderoso que la industria del cine. (Conclusión que pude sacar cuando terminó el documental). Al finalizar el documental, una de las chicas decide dejar el trabajo porque tiene el amor de su pareja, cierra la cuenta de twitter que tiene más de 45.000 seguidores y decide emprender una nueva vida con su novio.

Y es en ese momento donde te das cuenta que el reclutador ni siquiera se molesta que ella se haya ido porque como dice casi al principio del documental: “Todos los días hay una chica que cumple 18 años y todos los días aparece una chica que quiere hacer pornografía.” Así que, que se vaya una, hará que dos lleguen…

Se los recomiendo, de verdad que si lo ven, pueden quedar marcando ocupado o tal vez no, pero sirve para salir un poco del aburrimiento de películas repetidas y telenovelas colombianas… 😛

Anuncios

5 comentarios en “Mi Netflix: Hot Girls Wanted

  1. estilodefreepass dijo:

    Me gustan mucho los documentales de Netflix pero dudo que eligiría uno de este tipo, más que nada porque no me llama mucho la atención aunque ahora leyendo tu reseña me queda más claro el enfoque y cómo abordan la historia, pero aún así, no sé…

    pd: Y es bueno salir de la rutina 😉 aunque ahora Betty la fea la estan dando en la red también 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s