Books-16: París es siempre una buena idea

Título Original: Paris ist immer eine gute Idee · AutorNicolas Barreau · Editorial: Espasa · Páginas: 309 · Género: Novela Romántica · Año Publicación: 2015 · Censura: Mayores de 14 años.

Sinopsis. 

¿Quién no tiene un sueño por cumplir? ¿Quién no aspira, en el fondo, a encontrar el amor perfecto?

Paris es siempre una buena idea para buscar la verdad y encontrar el amor…

La propietaria de una pequeña y adorable papelería. Un atractivo profesor de literatura norteamericano. Dos vidas paralelas unidas por un libro con una dedicatoria que esconde un misterio.

El maestro de la romántica contemporánea vuelve con su novela más mágica y maravillosa.

portada_paris-es-siempre-una-buena-idea_nicolas-barreau

Séptimo libro del año… LEIDO DE UNA SENTADA!!! Literalmente no pude soltarlo y me di el día domingo para leerlo con ganas y disfrutarlo a concho. Les comparto ahora que es lo que tiene de mágico la nueva novela de mi escritor romántico preferido… 🙂

Advertencia: El post que estás a punto de leer puede contener spoilers. Si no te gustan, pues sigue tu camino. Si no te importa leerlos, sigue leyendo la entrada y deja comentario! Gracias!

Te cuento el cuento. 

Rosalie es una joven propietaria de una pequeña tienda de postales dibujadas a mano en París. Soñadora, artista y enamorada del color azul, en contra de los deseos de su madre, estudia artes en la universidad y se dedica a su pequeña tienda donde tiene un pequeño departamento arriba del local.

Max Marchais es un antiguo escrito de cuentos infantiles que dejó de presentar manuscritos luego de la repentina (y casi absurda) muerte de su esposa en un accidente en bicicleta. No tiene inspiración para publicar una nueva obra, aunque su editor le insiste que lo haga.

Robert es un joven norteamericano que luego de haber estudiado en la universidad para ser abogado, como su padre, su abuelo y su tío, decide dejar de lado lo jurídico para comenzar a estudiar literatura. Hijo de madre francesa, Robert y su madre viajan a París luego de la muerte de su padre, instancia donde su madre le promete que volverán cuando haya terminado la universidad y cenarían en la Torre Eiffel. Sin embargo, esa promesa no se cumple.

Los tres personajes tienen vida alejadas entre si, pero todo comienza a unirse en el momento en que Max decide que va a publicar un nuevo libro infantil. Su editor le dice que necesitan un nuevo ilustrador para la historia que tiene en manuscrito, ya que el anterior dibujante ya estaba muy viejo. Es así como las vidas de Max y Rosalie se cruzan, de manera accidentada, en la pequeña tienda de ella, comenzando una relación de trabajo y amistad.

Mientras tanto, en Nueva York, tras la muerte repentina de su madre, Robert decide dejar la ciudad para ver que hará con su vida. Y, como su madre le dijo, Paris es siempre una buena idea para las nuevas aventuras. Dejando a una novia superficial que insiste en que él se convierta en abogado y que maneje el bufete de su padre y a un tío que está convencido que debe tomar las riendas del negocio como abogado y teniendo la literatura como un hobby, es que el viaje de Robert comienza de una manera desagradable, pero que va teniendo matices muy alegres dentro de la historia. Luego de llegar a un hotel con un ascensor malo y haber pisado caca de perro, Robert se queda pegado frente a la vitrina de la pequeña tienda de Rosalie, donde ella orgullosa, exhibe el nuevo libro de Max, ilustrado por ella.

Robert le pide a Rosalie una copia del libro que comienza a leer con extrañeza y, al terminar la lectura, le indica a Rosalie que la demandará a ella y al autor por plagio, ya que el cuento que lleva por nombre “El Tigre Azul” es una historia que él conoce desde niño, porque su madre se la contaba cada noche antes de dormir.

Desde ese momento, comienza una serie de hechos en las vidas de los tres protagonistas que son reunidos solamente por una historia infantil que oculta amor, misterio y una verdad que a su tiempo, sale a la luz. (No les contaré más para no tener más spoilers).

Opinando. 

Ya le leídos tres libros de Nicolas Barreau. (Aquí encuentran un review del primer libro que leí de este autor). Todos son muy parecidos, con historias muy concretas pero altamente románticas. Son con finales un tanto rosados y dulces, pero no alcanza a ser empalagosos y con este libro, me enamoré de los personajes y la trama que hizo.

El libro fue publicado recién este año y cuando lo compré fue solamente porque le vi la portada y que en el título aparecía “París”… Después de la compra y revisar bien el libro, me di cuenta que era de Nicolas Barreau. (Este libro fue una de mis compras de Buenos Aires). Una cosa curiosa que aparece en este libro es que casi todos los nombres de los personajes comienzan con la letra R, -excepto Max, claro!- pero esto tiene un punto, ya que por una dedicatoria que decía “Para R” comienza todo el desarrollo de la historia.

Los libros de Nicolas Barreau son cortos, van directo al grano y no se va en muchos detalles. Nuevamente el autor ocupa a París como la ciudad donde se desarrollan los acontecimientos de su historia y, por supuesto, da romance. (En mi opinión).

El narrador es omnisciente, mi preferido para los libros, la letra estaba bien para mi, que no me gustan los libros de letra pequeña. Y la portada es simple y me encantó. La forma en que se presenta la historia es rápida, no te aburre y termina atrapándote, por eso es que lo leí de una sentada, porque ya quería saber que iba a pasar con el autor del libro, el norteamericano y la chica de la papelería desde el momento en que Robert dice que va a demandar al autor por plagio… ERA UNA ESTUPIDEZ!!! No entendí como podía ser posible.

Una de mis partes favoritas del libro es cuando describen que Rosalie tiene un ritual en su cumpleaños que es el hecho de ir a la Torre Eiffel y pedir un deseo lanzando una de sus tarjetas que ella misma dibuja (lo siento, spoiler). Se describe lo muy importante que son los rituales para Rosalie y me hizo pensar que muchas veces nos dejamos llevar por nuestra ajetreada vida y no hacemos rituales o momentos especiales para nosotros mismos… Así que, en ese punto, el libro me tocó el corazón ❤

Aparecen otros personajes que hacen que la historia se desarrolle, como el novio de Rosalie que insiste en que ella debe llevar una vida más sana sin comer tanto Croissant y también madame Bonnier que era la sirvienta de la casa de Max Marchais. Personajes simples y que en momentos no son tan relevantes, pero que igual dan giros a la historia de manera inesperada.

Si andan buscando un libro coon romance, este sí que se los recomiendo. Simple, divertido, atrapante y con todo el encanto de París. Cuando vaya para esa ciudad, prometo llevarme este libro para recorrer las calles que se mencionan en él… Bueno, si es que existen en verdad.. 🙂

Revisa en la columna derecha el libro que estoy leyendo ahora 😀

Anuncios

2 comentarios en “Books-16: París es siempre una buena idea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s